guanacos

Pintoras como Mariana Peraza Superando la Fragilidad y el Peso Social de ser Mujer

Poquito a poquito como crecen las hojas de los árboles, reza un pensamiento en la escena del encuadre de esta foto de Mariana Peraza, una de las dos pintoras fundadoras del Colectivo Voluntarios por el Arte, Volarte.

Ella junto a la también destacada y premiada pintora salvadoreña María Elena Palomo han brindado un equilibrio femenino al colectivo que impulsa las artes plásticas en El Salvador. Ellas han sido destacadas pintoras con espíritu propio. Han brillado junto a Mauricio Mejía, Geovany Gil, Carlos Alberto Imery y Don Salvador Llort.

Estas seis personas artistas han sido las principales promotoras de Volarte y así como reza el pensamiento, la participación de las mujeres en este mundo ha ido poco a poco. Ahora, diez años después relucen en abundancia.

María Elena Palomo de Mejía, artista fundadora de Volarte, junto equipo gestor y Eduardo Chacón Giammattei, gerente de Mercadeo y Asuntos Públicos de Banco Davivienda El Salvador, patrocinadores de proyecto Inspiraciones del Alma. Foto: Diario El Mundo.

Promoviendo más Pintoras Salvadoreñas

Cada año, este colectivo Volarte junto a su aliado Banco Davivienda fomentan la producción de obras de arte y retan a los artistas nacionales para una exposición abierta al aire libre para el disfrute de todos los salvadoreños.

Tras diez años cumplidos en 2021, este colectivo ha podido ver el aumento de la presencia femenina. “Es alentador ver el cambio, en Volarte ante la afluencia de mujeres en el arte en sus últimas ediciones”, detalla Mariana Peraza.

En 2021 se Tuvo la Mayor Participación de Pintoras

“En las primeras ediciones era un poco menos que la mitad la participación de mujeres. En la edición Inspiraciones del Alma 2021 han participado más mujeres que hombres”, agrega. La artista detalla que la participación de artistas femeninas ha mostrado el avance de las nuevas generaciones.

De los 63 artistas participantes en la exposición, 34 han sido mujeres. El colectivo ha podido experimentar este cambio positivo no solo en número sino en calidad “Participan con propiedad y temas densos, no con temas encasillados al rol femenino como los florales y frutales, sino con temas más abstractos y de fuerza, retomando la figura humana”, denota.

“El peso social que llevamos las mujeres”

Históricamente han sido pocas las artistas mujeres en El Salvador. Las sociedades latinoamericanas han tenido una tendencia patriarcal que se ha denotado en los diferentes roles profesionales.

En el ámbito de la pintura salvadoreña, también ha podido notarse. “Fueron pocas, por ejemplo, las mujeres pintoras. Históricamente han sido pocas, muy pocas”.

Mariana Peraza, las cuenta con los dedos de su mano y recuerda a Negra Álvarez, Conchita Cuny, Rosa Mena, Julia Díaz, Licry Bicard, por ejemplo, que fueron grandes mujeres artistas. “Algunas de ellas, en ese entonces, fueron conocidas como mujeres de pudientes y no como las maestras con espíritu propio que son” agrega. Por ello es alentador para Volarte ver este cambio.

Julia Díaz
Destacada pintora salvadoreña
Negra Alvarez
Una de las destacadas pintoras salvadoreñas
Licry Bicard
Pintora salvadoreña destacada
Previous
Next

Un Peso de Valor

“Es notorio el peso social que llevamos las mujeres. Las pintoras producimos menos arte y tenemos menos actividad por nuestro rol dedicando más tiempo al sector intangible”, detalla que ese rol de las mujeres en el hogar y la maternidad puede volver lenta su producción artística.

A pesar de ello, la alta calidad y la esencia propia de la mujer artista se ha hecho notar. Producir arte o aportar a la sociedad en otro rol, junto al cuidado de los hijos, el trabajo del hogar, el peso de coordinar un hogar y su disciplina, le da un peso también no de carga sino de valor.

Las mujeres artistas o no, al igual que los árboles echan raíces, cuidan día a día al ecosistema alrededor de ellas, brindan deliciosos o hermosos frutos, sostienen y dan vida.

La destacada pintora Mariana Peraza y sus hijas, su inspiración y motores de vida.

El Trayecto Artístico de Mariana Peraza

Peraza tuvo una infancia peculiar, desde pequeña fue muy creativa, nunca amiga de la televisión. Siempre estaba haciendo algo con sus manos. Nació para destacar entre las pintoras.

Los fines de semana, en el trayecto a la casa de la abuela pasaban por una biblioteca, en la que pedía abastecerse de crayolas, acuarelas y materiales. Ella andaba dibujando y diseñando para eventos en el colegio y en casa. Su madre, por ejemplo, nunca hizo adornos de Navidad, ella se encargaba.

A los 15 años su mama le regaló un caballete y en 1995 se dio cuenta, por una amiga de su madre, de un taller de pintura al que preguntó si podía inscribirse. Así es como recibió clases de dibujo y pintura con el Maestro Julio Hernández Alemán.

Entre el Amor al Arte y el Machete para la Vida

En 1999 ya hizo su primera exposición individual en las exposiciones culturales que se realizaban en el entonces, Hotel Radisson Plaza. Poco a poco fue participando en exposiciones colectivas. Cuando debió elegir su profesión, quiso estudiar artes plásticas, pero sus padres le recomendaron una carrera que fuera un machete que le permitiera defenderse en la vida y salir adelante.

Mariana Peraza siguió con su intención, pero al visitar la escuela de artes tuvo un choque evolucional. Ella se había educado en un colegio de mojas solo de niñas, no estaba acostumbrada al ambiente mixto, primero y segundo el ambiente, el expresionismo en las paredes y el ambiente lúgubre que la escuela de arte tenía.

El Arte y la Arquitectura de la Mano

La Escuela de Arte estaba bastante descuidada en ese tiempo. Esto le hizo pensar que quizá no era ese el camino. Pero no renunció del todo, buscó algo ligado a la cultura, al dibujo y al arte. “La arquitectura lleva mucho de arte, todavía diseño a mano, todavía presento planos dibujados por mí misma”.

Aun hoy, no diseña en Autocad, ella presenta sus bocetos a mano. Llevaba a la par la academia y pintura. Se graduó y empezó a trabajar con la arquitectura, pero siempre siguiendo haciendo obras artísticas.

Movimiento
Pintora Mariana Peraza
Pieza de Mariana Peraza
Orquídeas
Mariana Peraza
Previous
Next

El Retorno a su pasión

La arquitectura comercial era muy demandante. Trabajó junto a la gran arquitecta Gilda Payes, “pocas mujeres que se ha logrado posicionarse como ella, la admiro mucho”, pero tomó la decisión de dedicarse solo a la pintura.

Eligió entre el dinero constante que le generaba su profesión y la pasión por el arte. Encrucijada de muchas pintoras. “Me dediqué a ser maestra de arte”. Investigó sobre Asociación de Artistas plásticos y gracias a Marco Valencia y a su espíritu de colaboración pudo integrarse.

Se volvió vocal de la asociación de artistas plásticos 2008 cuando el pintor Isaías Mata fue presidente. Trabajaron dos años y luego la asociación tuvo que cerrar y conformaron un colectivo de artistas pintores y pintoras para promover las artes plásticas.

Así nació Volarte que en el 2021 llegó a sus 10 años de trabajo en pro de este gremio.

Mariana Peraza junto a pintores y pintoras como Mauricio Mejía, María Elena Palomo, Salvador Llort, entre otros.

El Trabajo en Volarte

“Creíamos que un proyecto debe ser digno y generar beneficio para todos los involucrados”. Por ello realizan al año 1 o 2 proyectos. Inspiraciones del Alma es uno de ellos, que les permite a los colegas tener una remuneración, pero también un registro de histórico de las piezas que se producen.

Cada año, nuevas pintoras y pintores se suman y participan. “Vamos construyendo toda una base de datos, quienes son que hacen y se va ordenando el trabajo artístico de El Salvador”.

Lo que les llena

El trabajo de Volarte es arduo. Han conformado un grupo de pintores y pintoras que se conocen por creativos y “pleitistos”, pero que unidos por una pasión han trabajado en armonía, en orden y paz.

“Hemos integrado a diferentes generaciones. Trabajan maestros, emergentes, iniciados, por graduarse y los estudiantes. Hemos logrado que todos nos integremos”.

Llevar a la gente el arte les mueve. “Escucha decir: el espacio se muere cuando los cuadros se van” tiene valor.

La gente llega y no daña las piezas. Desde la señora que vende la fruta, la gente que vive en el redondel hasta el que llega a descansar tiene esa convivencia con el arte.

Exposiciones en las que ha participado

En su técnica ha sido apegada al arte figurativo, dada su personalidad es simétrica y ordenada en sus piezas. En 2012 tuvo una exposición en Museo Forma y ha participado también en actividades de ADAPES, en el Palacio de Santa Tecla, Suchitoto, en exposiciones del Parque Cuscatlán, además de las exposiciones organizadas por Volarte y Banco Davivienda.

Mariana Peraza es una de las pintoras que ha expuesto en el Parque Cuscatlán. VER VIDEO

Sus piezas en "Inspiraciones del Alma 2021"

“A los artistas nos mueve una musa” detalla y agrega que en el tiempo de pandemia, no tuvo ayuda en casa y entre las múltiples tareas al momento de regar el jardín, sintió una conexión de inspiración.

“Ver la naturaleza, es inspiracional es una comunicación con Dios bárbara”, así fue retomando flores y las llevo a su mesa de trabajo. Así nacen las piezas para Inspiraciones del Alma 2021. “Para mí, las burbujas son una representación de la fragilidad, hoy estamos y mañana no”.

La Fragilidad de todo

“El peso de ser madre soltera es fuerte, la fragilidad que nos rodea a nosotras las mujeres es alta, porque llevamos una línea de disciplina en el hogar y cargamos con mucho. La naturaleza es vida , alegría inspiración, belleza y es frágil, también como nosotras”.

Por ello, en sus piezas encierra esa naturaleza, esas hojas que crecen poco a poco en una frágil burbuja, queriéndonos transmitir esa paz. Transmite el amor, los sentimientos importantes que le llenan. “Esa comunicación espiritual que uno puede tener con algo más grande que uno” detalla.

El Colibrí Llega a Donde hay Paz

Con sus piezas en inspiraciones del alma 2021 transmiten una burbuja de vida y armonía, el colibrí se considera un ave espiritual para nuestros antepasados. En las piezas de la pintora figuran a lo mejor como un mensajero.

Para los mayas el colibrí lleva de aquí para allá los pensamientos de los hombres y no solo de los vivos, también de las almas de nuestros seres queridos del más allá. Para ellos es el único ser que nunca moría y podía entrar y salir del inframundo.

Mariana Peraza quería llevarle a la gente alegría a pesar de las circunstancias. Por ello, al pintar la Flor de Chichipince conocida por su especie sanadora a lo mejor quiera proyectar un alivio al alma. O en sus piezas de la hoja de la suerte y fortuna con mensajes positivos que el colibrí le lleve a espectador de su obra.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Editor Guanacos

Editor Guanacos

Related Posts

Parque de La Familia en La Unión: Símbolo de orgullo

El Parque de la Familia, en el departamento de La Unión, se ha convertido en un símbolo de orgullo para sus habitantes. Esta construcción forma parte de sus principales atractivos turísticos, ofreciendo opciones de entretenimiento a niños y adultos por igual.

Caja de Pizza Nova

Pizza Nova con más de 40 años de antigüedad

Pizza Nova es una de las pizzerías más icónicas de El Salvador. Con más de 40 años, sus pizzas se han convertido en un gusto para repetir. Iniciando como un negocio familiar, su comida se ha caracterizado por mezclar calidad con tradición.

Danza de Los Historiantes

Danzas Tradicionales de El Salvador

Danzas tradicionales, danzas típicas o danzas folklóricas de El Salvador, son los bailes antiguos que muestran la forma en que vivían los antepasados, sus costumbres y tradiciones. Además de ser una parte importante de la cultura e historia del país.

Parque de La Familia en La Unión: Símbolo de orgullo

El Parque de la Familia, en el departamento de La Unión, se ha convertido en un símbolo de orgullo para sus habitantes. Esta construcción forma parte de sus principales atractivos turísticos, ofreciendo opciones de entretenimiento a niños y adultos por igual.

Caja de Pizza Nova

Pizza Nova con más de 40 años de antigüedad

Pizza Nova es una de las pizzerías más icónicas de El Salvador. Con más de 40 años, sus pizzas se han convertido en un gusto para repetir. Iniciando como un negocio familiar, su comida se ha caracterizado por mezclar calidad con tradición.

Danza de Los Historiantes

Danzas Tradicionales de El Salvador

Danzas tradicionales, danzas típicas o danzas folklóricas de El Salvador, son los bailes antiguos que muestran la forma en que vivían los antepasados, sus costumbres y tradiciones. Además de ser una parte importante de la cultura e historia del país.