Guanacos

La música de los ochentas es un símbolo de la historia nacional

Por Ivonne Veciana

En los años ochentas, mientras muchos salvadoreños tuvieron que migrar para salvaguardar sus vidas, los que se quedaron en el país, migraron mentalmente a otros lados en términos musicales. 

Neto González, una de las figuras más reconocidas de la época, recuerda que entre 1980 y 1982, era difícil concentrarse en una vida normal y rutinaria en San Salvador, debido al conflicto armado. 

Sin embargo, a partir de mediados de 1982, los salvadoreños encontraron un oasis emocional en la música, ya que los cortes de electricidad no permitían el uso de imprentas ni televisores; pero las radios funcionaban con baterías y eran el punto de encuentro en casas y trabajos. 

Michael Jackson, Los Kiriap’s, Prince y Los Mustangs, todos suenan en la memoria de Neto González, director de radio Femenina entre 1980 y 2000. Neto es conocido como ‘el DJ de la guerra’ porque el contexto político-social de El Salvador, marcó su carrera en radio. 

En esos años, Radio Femenina se posicionó como un referente Centroamericano en música. “La mitad de la información la inventábamos y la otra mitad era cierta”, dice Neto con una carcajada. 

Cuenta que tenían muchos amigos cercanos que viajaban a México y Estados Unidos y aprovechaban a pedirles música y revistas para saber cómo se movían las preferencias en las radios de otros países. 

Recuerda que “doña Esther Rivera de Palomo y su hijo Paco Monterrosa viajaban de manera constante y les pedíamos los discos, toda la información de revistas para estar actualizados. 

También Mario Villacorta viajaba muchísimo a comprar música para su discoteca y le gustaba La Femenina, entonces, de manera semanal, me traía las diez canciones de moda en Estados Unidos… La Billboard y la Rolling Stones eran nuestras biblias”. 

Te puede interesar leer: Henry Mejia un cantante que inspira

Recuerda haber mentido una sola vez: cuando presentaron a Culture Club, la portada de su disco debut, Kissing to Be Clever, era Boy George con una carita encantadora y todos estaban enamorados… Hasta un par de meses después se enteraron que el vocalista se llama George Alan O’Dowd… y ahí entendieron que era un hombre, relata entre risas.  

Neto cuenta su aventura radial en San Miguel, cuando inauguró Radio Recuerdos: “Era una especie de Radio Láser; pero Migueleña. Ahí programé todo sobre los Kiriap’s, The Doors, Luis López y su rock, Los Mustangs y Alux Nahual. Era una mezcla de arroz con mango que gustó mucho y funcionó muy bien. Hasta que una vez en 1986 me atacaron a balazos en el camino y nunca más regresé”. 

Todos sus recuerdos los cierra con la frase: “Me siento muy orgulloso de lo que viví. Éramos casi 80 radios y ninguna cerró nunca por la guerra, al contrario, vendíamos lo que las agencias pautaban porque había que seguir trabajando, comprando jabón y lavando la ropa. Así presenté Thriller en 1982 mientras la Colonia Escalón estaba bajo fuego. Así ayudamos a la gente a darle fantasías mentales para sobrevivir el caos y estoy seguro que eso recuerdan los que migraron”. 

Ivonne Veciana es columnista invitada. Puedes encontrarla en su sitio web ivonneveciana.com o seguirla en Twitter en https://twitter.com/NoMienta

También pueden interesarle estas notas:

Escritores salvadoreños que han publicado sus libros en inglés

Lisbela López, salvadoreña que destaca en la radio en Washington D.C.

¡Compártelo en redes sociales!
Editor Guanacos

Editor Guanacos

También podría interesarte

El Salvador 503 – Código de país y zip codes por área

El Salvador, país reconocido por su riqueza cultural y natural, cuenta con un sistema de códigos postales, conocidos también como “zip codes” que facilitan la identificación y ubicación precisa de direcciones en todo su territorio. El código de país, El Salvador 503, se ha convertido, además, en una forma popular de identificar al “Pulgarcito de América”.

Línea y Figura, el centro de estética más grande El Salvador

Línea y Figura es el centro de estética más grande El Salvador. Con más de 30 años de experiencia y más de cien servicios estéticos personalizados, es un centro que combina la ciencia y la belleza, ofreciendo una amplia gama de servicios a sus clientes.

Atiquizaya, Lugar de Abundantes Manantiales

Ubicado en el departamento de Ahuachapán, el municipio de Atiquizaya es uno de los municipios más reconocidos del occidente del país. La localidad, gracias a su atractivo turístico y su oferta gastronómica, ha ganado renombre nacionalmente.

Parque Nacional Montecristo, área natural protegida de El Salvador

El Parque Nacional Montecristo, ubicado al occidente de El Salvador, es una zona natural de gran importancia para El Salvador. Forma parte, además, de la reserva de la biosfera transfronteriza Trifinio-Fraternidad, un espacio natural dividido con Guatemala y Honduras que alberga diversas especies de flora y fauna en protección.

El Salvador 503 – Código de país y zip codes por área

El Salvador, país reconocido por su riqueza cultural y natural, cuenta con un sistema de códigos postales, conocidos también como “zip codes” que facilitan la identificación y ubicación precisa de direcciones en todo su territorio. El código de país, El Salvador 503, se ha convertido, además, en una forma popular de identificar al “Pulgarcito de América”.

Línea y Figura, el centro de estética más grande El Salvador

Línea y Figura es el centro de estética más grande El Salvador. Con más de 30 años de experiencia y más de cien servicios estéticos personalizados, es un centro que combina la ciencia y la belleza, ofreciendo una amplia gama de servicios a sus clientes.

Atiquizaya, Lugar de Abundantes Manantiales

Ubicado en el departamento de Ahuachapán, el municipio de Atiquizaya es uno de los municipios más reconocidos del occidente del país. La localidad, gracias a su atractivo turístico y su oferta gastronómica, ha ganado renombre nacionalmente.

Parque Nacional Montecristo, área natural protegida de El Salvador

El Parque Nacional Montecristo, ubicado al occidente de El Salvador, es una zona natural de gran importancia para El Salvador. Forma parte, además, de la reserva de la biosfera transfronteriza Trifinio-Fraternidad, un espacio natural dividido con Guatemala y Honduras que alberga diversas especies de flora y fauna en protección.