Guanacos

Pancho Lara, cantautor salvadoreño de “El Carbonero”

El Carbonero” es considerado por muchos salvadoreños como el segundo Himno Nacional de El Salvador. El artista detrás de este, Pancho Lara, es un reconocido artista santaneco a quien se le atribuyen alrededor de 400 composiciones diferentes.

Lara dedicó sus composiciones musicales a la identidad y realidad salvadoreña. Su carrera solista le permitió visitar El Salvador, con sus instrumentos en mano, compartió su habilidad musical a lo largo y ancho del país.

Biografía de Pancho Lara

Pancho Lara - Autor de El Carbonero.
Francisco “Pancho” Lara, cantautor salvadoreño. Fotografía cortesía de la Familia Lara.

Francisco Antonio Lara Hernández nació un 3 de diciembre de 1900 en la hacienda “La Presa” de Santa Ana, como indica su biografía. Lara es hijo del capitán Jeremías Lara y Ángela Hernández de Lara y, además, es el menor de 7 hermanos.

Lara inició sus estudios de primaria en San Salvador, en la Escuela Dr. José Matías Delgado, la cual tuvo que abandonar por problemas económicos en su familia. Francisco entonces aprende el oficio de sastre para apoyar a uno de sus hermanos mayores quien era violinista.

Pancho Lara tocando guitarra
Lara interpretando una canción junto a unos niños. Fotografía cortesía de la Familia Lara.

Por años se dedicó a la sastrería, hasta el punto de tener su propio taller, sin embargo, por una inundación del río Acelhuate, uno de los ríos de El Salvador, perdió su taller en 1922.

En 1930, Lara también se instruye como maestro en el Liceo Moderno, donde recibe su apodo de “Pancho”, para diferenciarse de su maestro el profesor Francisco Luarca. Francisco se dedicó a la educación por más de 30 años, jubilándose en 1968.

“Él fue uno de los compositores que fue favorecido con los procesos de enseñanza” expresó la musicóloga Marta Rosales en una entrevista con La Prensa Gráfica. La música de Lara se incluyó en programas de educación musical alrededor del país.

Cápsula informativa sobre la vida y obra del cantautor salvadoreño. Vídeo cortesía de: AudiovisualesUCA.

Lee también: María de Baratta, primera folklorista salvadoreña.

Su trayectoria musical

Pancho Lara junto a su guitarra.
El cantautor salvadoreño es reconocido por sus diferentes piezas de música folclórica. Fotografía cortesía.

Durante su desarrollo como sastre, Lara también se interesó en la música. Inició redactando pequeñas estrofas de canciones infantiles, según detalla su biografía. Además de ello, de forma autodidacta aprendió la guitarra, la marimba, el piano, entre otros.

Para 1926, con una guitarra propia y junto a sus amigos formó la marimba “Chinteña”. Entre ellos se encontraban también Cándido Flamenco, conocido también como el “maestro del folklore”.

Pancho Lara tocando música junto a dos amigos
Lara junto a sus amigos tocando música. Fotografía cortesía.

Además, en 1940, trabajó en el Beneficio de Café Curazao de la Agencia H. de Sola y en el Beneficio El Paraíso, en Jayaque. Estos le sirvieron de inspiración para escribir “Las Cortadoras” y “Jayaque”, temas dedicados a sus hijas.

Para 1968, Lara ya contaba con más de 25 años de experiencia como Supervisor de Educación Musical, lo que le permitió recorrer todo El Salvador, compartiendo su música con estudiantes alrededor del país.

Como detalla La Prensa Gráfica, el santaneco fue autor de más de 200 canciones, como “Las Cortadoras”, “El Pregón de los Nísperos”, o “Los Izalqueños”. “El Carbonero” es una de las de las más reconocidas, considerada como el segundo himno nacional de El Salvador.

“Las Cortadoras”, tema del cantautor salvadoreño. Vídeo cortesía de: Verónica Ruth Tóchez Molina.

Conozca también a Morena Celarié, embajadora de la danza folclórica salvadoreña.

El Carbonero de Pancho Lara

Bailarines interpretando El Carbonero de Pancho Lara
Interpretación de “El Carbonero”. Fotografía cortesía de: Prensa Alcaldía de San Salvador.

Esta es una canción de tipo folklore. Fue escrita en 1934 y trata de una forma poética la visión campesina del trabajo relacionado al carbón que se realizaba en las montañas de El Salvador durante la década de los años 30’s. Dicha actividad económica era la más accesible a las mayorías de esa época.

“La estructura melódica de El Carbonero es sencilla, su ejecución es fácil. La composición transmite alegría debido a la armonía empleada”, afirma Jorge Alas Cáceres, compositor y músico.

Según Alas Cáceres la canción fue ideada para ser bailada, aunque también existe la posibilidad de que el artista quisiera denunciar o poner en evidencia ciertos aspectos sociales de la época.

Interpretación de “El Carbonero”. Vídeo cortesía de: Anamorós Ortíz.

También lea sobre la alegría del Xuc, música folclórica salvadoreña.

Vida Personal

Francisco Lara posa para una fotografía. Imagen cortesía de La Familia Lara.

Pancho Lara formó una familia en 1924, con el nacimiento de su hija María Esther. Cinco años después, contrae matrimonio con Rogelia Rivera, con quien tuvo tres hijos más: José Adhemar, Francisco Asdrúbal e Hilma Morena.

Además, Lara junto a Claudia Lars, una de las escritoras salvadoreñas más reconocidas, eran anfitriones en un programa radial infantil de la radio YSY. También incursionó en la prensa, con columnas como “Entrevistas Intrascendentes” o “Cartas a Bismuto”.

Busto de Pancho Lara en San Salvador.
Busto del cantautor salvadoreño en San Salvador. Fotografía cortesía.

El santaneco también publicó libros como “Estampas nativas”, de 1994, compuesto por prosas y canciones, “Burbujas infantiles”, de 1967, que contenía composiciones musicales y “Cantos de mi Pueblo”, de 1981.

Finalmente, Pancho Lara falleció el 5 de mayo de 1989 en San Salvador. Tan solo un mes después, el 23 de junio, fue declarado Hijo Meritísimo de El Salvador” por la Asamblea Legislativa.

Interpretación de “Cantaritos de Nonualco”, del cantautor salvadoreño Pancho Lara. Vídeo cortesía.

También podría interesarle: Danzas tradicionales de El Salvador.

Sala Pancho Lara

Mural en la sala Pancho Lara de la UTEC.
Mural ubicado en la Sala Pancho Lara. Fotografía cortesía de: Camaro27.

Para recordar y conocer más acerca de la vida y obra del santaneco, la Universidad Tecnológica de El Salvador cuenta con la sala permanente “Pancho Lara”, donde pueden observarse objetos personales, partituras e inclusive audios de sus canciones más reconocidas.

Este se ubica en el edificio Anastasio Aquino de la Universidad Tecnológica (UTEC), en la Calle Arce y la 17ª Av. Norte. No. 1006, en San Salvador. Además, cuenta con un horario de martes a viernes de 8:30 a.m. a 11:30 a.m. y de 3:00 p.m. a 5:30 p.m.

Los sábados cuenta únicamente con horario de 8:30 a.m. a 11:30 a.m. La entrada al mismo es gratuita.

Finalmente, la Familia Lara, quienes actualmente comparten el contenido referente al cantautor salvadoreño, tienen a disposición una página web con mayor información sobre el músico, como también cuentas en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Vistazo a la Sala Pancho Lara en la Universidad Tecnológica. Vídeo cortesía.

Lea también: Trajes típicos de El Salvador.

¡Compártelo en redes sociales!
Alejandro Herrera

Alejandro Herrera

También podría interesarte

Parque Nacional Montecristo, área natural protegida de El Salvador

El Parque Nacional Montecristo, ubicado al occidente de El Salvador, es una zona natural de gran importancia para El Salvador. Forma parte, además, de la reserva de la biosfera transfronteriza Trifinio-Fraternidad, un espacio natural dividido con Guatemala y Honduras que alberga diversas especies de flora y fauna en protección.

Manlio Argueta, distinguido escritor de la realidad salvadoreña

Manlio Argueta forma parte del listado de escritores salvadoreños destacados que han aportado a la literatura de El Salvador con sus diversas obras y trabajos. El escritor ha trabajado en diversos géneros, como la poesía, la novela e, inclusive, la docencia, contando con una larga trayectoria profesional.

BOLPROS, décadas de experiencia en compras públicas en El Salvador

La Bolsa de Productos y Servicios de El Salvador, por sus siglas, BOLPROS, se han consolidado como la única bolsa de productos y servicios en el país, contando con 29 años de experiencia en el campo de las compras públicas con total transparencia.

Nuevo Cuscatlán – Nuevo polo de desarrollo en El Salvador

Nuevo Cuscatlán, perteneciente a La Libertad, es un municipio en constante desarrollo. Este, caracterizado por su cultura y gracias a su sostenible crecimiento económico, se ha convertido en hogar de nuevos proyectos habitacionales en El Salvador.

Parque Nacional Montecristo, área natural protegida de El Salvador

El Parque Nacional Montecristo, ubicado al occidente de El Salvador, es una zona natural de gran importancia para El Salvador. Forma parte, además, de la reserva de la biosfera transfronteriza Trifinio-Fraternidad, un espacio natural dividido con Guatemala y Honduras que alberga diversas especies de flora y fauna en protección.

Manlio Argueta, distinguido escritor de la realidad salvadoreña

Manlio Argueta forma parte del listado de escritores salvadoreños destacados que han aportado a la literatura de El Salvador con sus diversas obras y trabajos. El escritor ha trabajado en diversos géneros, como la poesía, la novela e, inclusive, la docencia, contando con una larga trayectoria profesional.

BOLPROS, décadas de experiencia en compras públicas en El Salvador

La Bolsa de Productos y Servicios de El Salvador, por sus siglas, BOLPROS, se han consolidado como la única bolsa de productos y servicios en el país, contando con 29 años de experiencia en el campo de las compras públicas con total transparencia.

Nuevo Cuscatlán – Nuevo polo de desarrollo en El Salvador

Nuevo Cuscatlán, perteneciente a La Libertad, es un municipio en constante desarrollo. Este, caracterizado por su cultura y gracias a su sostenible crecimiento económico, se ha convertido en hogar de nuevos proyectos habitacionales en El Salvador.