guanacos

Espíritu Libre, Nostálgica Banda Salvadoreña

Espíritu Libre es una reconocida banda de El Salvador. Destacando en la década de los ochentas y noventas, la agrupación se consagró gracias a sus pegajosos ritmos y letras que rescataban la identidad salvadoreña y la belleza de la misma.

Canciones como “Me gustan las pupusas”, “La fiesta de mi pueblo”, “El telegrafista”, entre otras más, son infaltables en las listas de reproducción musicales en el país. El impacto de la banda salvadoreña es notable incluso hoy en día.

La historia de la banda salvadoreña Espíritu Libre

Portada del álbum Pop Latino N° 1, lanzado por Espíritu Libre.
Portada del álbum Pop Latino N° 1, lanzado por Espíritu Libre. Fotografía cortesía.

Espíritu Libre originalmente fue fundada bajo el nombre de “Oro Negro”, según detalla Carmen Molina-Tamacas, hija de Arturo Molina, quien fue parte de la agrupación. Le acompañaron también José Arcadio, Rolando y Luis Felipe, todos ellos los hermanos Aguiñada. Además, Berna Oliva estaba dentro de sus filas.

Los miembros del grupo eran además compañeros de estudios del Instituto Técnico Industrial (ITI). “Como tres años después de que nos graduamos del Técnico Industrial, lo formamos (al grupo)”, indicó José Arcadio Aguiñada en una entrevista.

Los diferentes miembros que componían a la banda salvadoreña.
Los diferentes miembros que componían a Espíritu Libre. Fotografía cortesía.

No fue hasta 1973 donde Oro Negro fue fundada oficialmente. Este año, además, es considerado por los miembros de la banda como su verdadero inicio en el mundo musical. La alineación original consistía en Arturo Molina, José Arcadio Aguiñada, Edgardo Orantes, Rolando Aguiñada, Rafael Aguiñada, Armando Rosales y Luis Felipe Aguiñada.

Molina-Tamacas narra, además, que los ensayos y reuniones de la banda se llevaban a cabo en el Centro de San Salvador, cerca del Parque Centenario, conocido actualmente como la Juan Pablo II.

“A mí me gustan las pupusas”, una de las populares canciones de Espíritu Libre. Vídeo cortesía de: Los Jhosse Lora.

Conozca más de: Manuel Guillén, líder de Sangre Morena.

El cambio de “Oro Negro” a “Espíritu Libre”

Póster promocional presentado junto al lanzamiento del primer disco de la banda salvadoreña Espíritu Libre.
Póster promocional presentado junto al lanzamiento del primer disco de la banda salvadoreña Espíritu Libre. Fotografía cortesía de: Revista Factum.

El cambio de nombre de la banda salvadoreña se dio el 15 de octubre de 1975. Uno de los motivos principales era que ya existía en el país un grupo llamado “Petróleo”, lo que podría generar confusiones entre una y otra banda.

Sin embargo, el motivador principal vino de parte de Luis Felipe Aguiñada. Este propuso un proyecto más serio, con un plazo de trabajo definido por cinco años, junto a una propuesta de trabajar con una discográfica. Esto también incluía el cambio de nombre, la escritura y composición de canciones originales, el uso de instrumentos profesionales, entre otros.

Portada de una de las producciones de la banda salvadoreña.
Portada de una de las producciones de la banda salvadoreña. Fotografía cortesía.

El cambio de nombre estuvo inspirado en la novela “Juan Salvador Gaviota”, escrita por Richard Bach. Este libro trata acerca de Juan Salvador, una gaviota que quiere volar a través del mundo, pero no cuenta con el apoyo de su familia, ni de su banda. En la narración de la historia, Juan Salvador aprende a volver libremente, sin ningún tipo de atadura.

Luis Felipe agrega en una entrevista que el cambio de nombre reflejaba “un espíritu positivo que lo haga perseverar y no cesar en la búsqueda del éxito a través de la superación personal, pero con disciplina… y lo más importante, deberá estar libre de ataduras”.

“La fiesta de mi pueblo”, una de las canciones más reconocidas de Espíritu Libre. Vídeo cortesía de: Los Jhosse Lora.

También puede leer: 40 años de trayectoria de Roberto Salamanca, cantante y productor salvadoreño.

Sus producciones discográficas y la complejidad de sus shows

Alineación original de la banda salvadoreña Espíritu Libre.
Alineación original de la banda salvadoreña Espíritu Libre. Fotografía cortesía de: Revista Factum.

Dos años después de volverse la banda Espíritu Libre, los salvadoreños decidieron que era el momento de empezar a grabar producciones discográficas. La banda quería producir su música de manera independiente.

“Me presenté a DICESA (Discos Centroamericanos) como productor independiente para que me rentaran el estudio de grabación, algo que nunca habían hecho”, comentó Luis Felipe. Además, junto a esta grabación, ordenó la prensa de mil discos en vinilo de la producción, para publicitarlos en diferentes medios.

“El Telegrafista”, interpretada por la banda salvadoreña Espíritu Libre. Vídeo cortesía de: Los Jhosse Lora.

El gerente general de DICESA se interesó en el producto final del grupo, a tal punto de ofrecerles producir el material en cuestión. Sin embargo, la oferta fue rechazada por Luis Felipe, ya que no querían depender de la discográfica.

“Esa oferta no fue aceptada del todo… El asunto era que, para que Espíritu Libre, como grupo nuevo, pudiera tener posibilidades a que una disquera le grabara un disco (completo), podrían haber pasado muchos años de espera… O a lo mejor nunca le hubieran dado la oportunidad”, agrega Aguiñada.

Además de todo esto, el show ofrecido por la banda salvadoreña tenía cierto nivel de complejidad. Sus canciones estaban acompañadas de coreografías, que debían ser creadas desde cero y practicadas para sus presentaciones. También existía cierto nivel de teatro y animación, que volvía a sus conciertos una experiencia diferente en ese momento.

Presentación en vivo de la banda Espíritu Libre. Vídeo cortesía de: Memorias Musicales SV503.

Lea también: Nory Flores, líder de los Hermanos Flores.

El impacto musical de la banda salvadoreña Espíritu Libre

Fotografía de los miembros de Espíritu Libre, junto al cantante mexicano Emmanuel.
Fotografía de los miembros de Espíritu Libre, junto al cantante mexicano Emmanuel. Imagen cortesía.

Espíritu Libre consiguió un impacto musical notorio en El Salvador. Dando conciertos en centros comerciales del país, en fiestas patronales de distintas locales, además de hoteles y sin olvidar también reconocimientos recibidos, como los “Hijos Meritísimos de San Vicente”, ya que los hermanos Aguiñada son procedentes de San Sebastián.

Con un estilo musical que variaba desde el rock, hasta la salsa y el pop noventero, Espíritu Libre se consolidó como una de las agrupaciones preferidas por los salvadoreños. Y esto no se limitó únicamente a las fronteras del país.

En el exterior, en comunidades salvadoreñas radicadas en países como Estados Unidos, la música de la banda también era disfrutada con nostalgia. Sobre todo, por las letras que con nostalgia hacían recordar a los hermanos lejanos de la belleza de El Salvador.

“Arquitecto de tu amor”, parte de los 30 Súper Éxitos de la banda Espíritu Libre.

También podría interesarle: Ocho canciones guanacas que sacan el orgullo salvadoreño.

Actualidad de la banda salvadoreña

Presentación en vivo de la banda salvadoreña Espíritu Libre.
Presentación en vivo de la banda salvadoreña Espíritu Libre. Fotografía cortesía.

Tras diferentes situaciones, la banda se mantuvo activa hasta el año 2000. No fue hasta el año 2012 en el que la marca de la agrupación se puso en renta para poder ser utilizada por miembros veteranos del grupo.

Entre la agrupación actual se encuentran Flavio Peralta, Berna Oliva, Nelson Alfaro y Wilfredo España. Esta nueva agrupación realiza giras a través de los Estados Unidos.

“Hasta que llegué a un arreglo con Flavio y le vendí la marca a él. Por ahora han seguido haciendo giras en EUA, pero no han hecho nuevas grabaciones”, expresó Luis Felipe Aguiñada.

Presentación en vivo de la banda salvadoreña Espíritu Libre. Vídeo cortesía de: Memorias Musicales SV503.

Conoce también sobre La Fiebre Amarilla y su contagio musical.

¡Compártelo en redes sociales!
Alejandro Herrera

Alejandro Herrera

Related Posts

Páginas que resumen libros

Páginas que Resumen Libros: Extractos

Entre las páginas que resumen libros, un emprendimiento de origen salvadoreño busca llenar un vacío educativo en Latinoamérica

Nueva Concepción y el milagro de la Virgen

Nueva Concepción es un municipio que forma parte del departamento de Chalatenango. Se encuentra al norte de El Salvador, y es considerado el segundo municipio más grande de este departamento, y también el más poblado.

Alfredo Espino: El Poeta Niño

Alfredo Espino conocido como “El Poeta Niño” en el mundo de la literatura salvadoreña, es recordado por su destreza para escribir poemas sobre la realidad de El Salvador y sus paisajes, a corta edad.

Páginas que resumen libros

Páginas que Resumen Libros: Extractos

Entre las páginas que resumen libros, un emprendimiento de origen salvadoreño busca llenar un vacío educativo en Latinoamérica

Nueva Concepción y el milagro de la Virgen

Nueva Concepción es un municipio que forma parte del departamento de Chalatenango. Se encuentra al norte de El Salvador, y es considerado el segundo municipio más grande de este departamento, y también el más poblado.

Alfredo Espino: El Poeta Niño

Alfredo Espino conocido como “El Poeta Niño” en el mundo de la literatura salvadoreña, es recordado por su destreza para escribir poemas sobre la realidad de El Salvador y sus paisajes, a corta edad.